Nuestra compañía y nuestra marca tienen su propia personalidad. Una personalidad que se expresa de una determinada manera, con un carácter determinado.

Esta personalidad puede manifestarse en una interfaz a través del diseño visual, los copys o las interacciones. El Design Persona describe los métodos para canalizar la personalidad en cada una de estas áreas, y ayudará al equipo de proyecto a construir un resultado unificado y consistente.

Así, cuando construimos el Design Persona, tratamos sobre el nombre de la marca, la imagen de personalidad, diferenciales de la personalidad, las características de la marca, la voz y el tono con el que habla, ejemplos de copys, colores, tipografías, que le representan…