Los test de guerrilla consisten en una serie de pruebas que se realizan a un número reducido de personas para detectar problemas de usabilidad en un diseño web o app.

Este tipo de test lo realizamos en fases prematuras, con un sketch en papel por ejemplo, donde necesitamos depurar rápidamente ideas y donde no es necesario que el usuario que realiza el test sea específicamente de nuestro target obteniendo una visión imparcial, fresca y no contaminada de nuestro diseño.

Una forma de realizar estos tests es abordando a personas en la calle o en cualquier espacio informal y realizar la prueba al vuelo utilizando una tablet o móvil, de allí que se haya popularizado la palabra “guerrilla” para este tipo de tests.

Un test de guerrilla es ideal para conseguir información relevante sobre nuestro diseño con un coste muy reducido.