RITE son las siglas de Rapid Iterative Testing and Evaluation (Evaluación y testeo rápido e iterativo). Un con el que conseguir mayores resultados con las pruebas con usuarios y obtenerlos de forma más rápida.

Un test RITE es muy similar a una prueba con usuarios tradicional: definimos un objetivo al usuario y una tarea a completar. Mientras que el usuario realiza la prueba, observamos su comportamiento y detectamos posibles problemas de usabilidad en el diseño. La ventaja que nos aporta RITE sobre métodos tradicionales es que detectamos problemas de usabilidad y aplicamos cambios de una forma muy rápida, así como verificamos la efectividad de los mismos de una forma casi paralela.

Los cambios en el diseño se realizan tan pronto como se identifica un problema y se encuentra la forma de solucionarlo, de forma que el siguiente participante del test ya pueda probar la nueva solución.